Los mejores juegos eróticos en la cama

 In Consejos para pareja

Los juegos sexuales son un modo muy divertido y relajado de reavivar la llama o caldear el ambiente. La salud sexual se considera hoy en día una parte irrenunciable del concepto de vida saludable, a la que no debemos renunciar.

Es normal que las parejas de larga duración pasen por etapas de monotonía o rutina. En estos casos, es mucho más frecuente de lo que cabría pensar que recurran a los juegos eróticos y a los juguetes sexuales para hacer que el deseo vuelva a renacer. 

Los juegos eróticos pueden ser de distintos tipos, desde juegos de mesa o cartas, en los que se pagan prendas o se realizan acciones, hasta juegos de rol o escenificaciones, que se hacen más interesantes con el uso de accesorios, lencería e incluso disfraces.

El juego sexual suele fluir libremente según se va desarrollando, de manera que lo que a veces comienza con ciertas expectativas, nos puede llevar a fantasías completamente imprevistas.

También los complementos eróticos, desde inocentes aceites de masaje, hasta los juguetes sexuales más atrevidos, ayudan de gran manera en los juegos de cama.

Juegos para parejas
La mayoría de los juegos eróticos son muy sencillos, como, por ejemplo, los que se basan en dados y/o cartas. En el peor de los casos, si por lo que sea la cosa no se caldea, igualmente se pasará un buen rato juntos. Las parejas pueden complementar los juegos con lencería sexy, que aporta un extra de sensualidad. 

También podemos encontrar juegos algo más complejos, que a veces incluyen distintos juguetes y complementos, como látigos, geles de frío o calor, polvos o aceites comestibles, lubricantes, esposas, correas…

Juegos sexuales de mesa o tablero
Este tipo de juegos constan de un tablero tipo parchís, en el que la casilla en la que caes indicará los retos a realizar y sus combinaciones, por ejemplo, «pasar la lengua por la parte interior del brazo».

Juegos sexuales de cartas y dados
En estos juegos eróticos será el azar el que decida las posturas, acciones o cualquier tipo de fantasía a llevar a cabo y por quién. Es, tal vez, de los juegos que mejor funcionan con parejas que han entrado en rutinas sexuales, ya que se generan muy rápidamente situaciones originales y divertidas que les sacan de sus hábitos con facilidad.

Juegos sexuales de pruebas
A través de tarjetas, las parejas irán tentando la suerte de distintas alternativas en las que van apareciendo las diversas pruebas amorosas que tienen que llevar acabo.

Las tarjetas, a veces, alternan propuestas clásicas con otras mucho más atrevidas, para generar cambios de ritmo, tales como amordazarse, acariciar con hielo, vendar los ojos, atar los brazos y un sinfín de situaciones fascinantes.

Juegos sexuales de preguntas
Estos juegos están inicialmente pensados para parejas recientes o esporádicas. Sin embargo, también funcionan muy bien para despertar de su letargo a las parejas consolidadas.

Esto es así porque, aunque no lo creamos, siempre hay cosas que desconocemos, y no solo de nuestra pareja, sino de nosotros mismos. Las preguntas pueden hacer referencia a experiencias sexuales, fantasías o tabúes, de modo que pueden aportar una gran ayuda a las parejas que quieren probar cosas nuevas.

 

En conclusión, la inclusión de los juegos sexuales en la vida íntima de pareja permite la exploración de nuevos intereses y la reconexión tanto física como emocional. La gran variedad de juegos con sus distintos complementos y objetivos satisfacen a una gran variedad de personas con gustos diferentes. Los juegos se pueden encadenar, y son muchas las parejas que iniciándose en juegos sencillos continúan hacia otro tipo de experiencias más intensas. 

Recent Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search