Trucos para no perder la pasión

 In Consejos para pareja

La pasión hay que alimentarla y, en realidad, no es tan difícil mantener la llama. Con un poco de interés y algunos trucos lograrás vencer la rutina con tu novia, amante o mujer. 

En numerosas ocasiones la monotonía se adueña de la intimidad de las parejas, que se van enfriando. Las relaciones se vuelven cada vez más esporádicas y/o automáticas, lo cual es perfectamente normal. Pero que no cunda el pánico. Sólo hay que echarle un poquito de imaginación y recurrir a situaciones novedosas, que pueden incluir juguetes eróticos o cine erótico, por ejemplo.

Aliña con diversión y risas
Sexo improvisado, bailes sin ropa, reírse de uno mismo…Cuando sentimos cierta presión porque el sexo no funciona todo lo bien que cabría esperar, muchas veces lo mejor es que nos olvidemos de las expectativas y hagamos un poco el payaso.

Prueba con disfraces sexys o ropa erótica que tu pareja no espere. La reacción puede ser de pasión intensa o de risas, pero en ambos casos salís ganando y además, en muchas ocasiones, una cosa lleva a la otra. ¿Un tanga que sólo tape lo imprescindible? ¿Unos calzoncillos con pajarita? ¡Por qué no!

Toma la iniciativa de situaciones nuevas

Con un poco de tacto, observando las reacciones de nuestra pareja, no debemos tener reparos en iniciar encuentros que incluyan alguna novedad, como vibradores o esposas.

Podéis hablar de qué os gustaría probar, como por ejemplo hacer el amor al aire libre o jugar a escenificar alguna situación. Una buena idea puede ser visitar tiendas eróticas online juntos, aunque solo sea para explorar. Pero también puedes sorprenderla y aparecer de repente con algo nuevo. ¡Atrévete!

Calienta motores con tiempo
Juega a calentar a fuego lento. Un mensaje mañanero cuando está en el trabajo, una foto insinuante unas horas después…Cuéntale lo excitado que estás o los planes para la cena.

Prepara el escenario sin prisas: velas, aceites para masajes…Hazla esperar y que te desee. Todo lo relacionado con la sensualidad, como la música y las conversaciones íntimas, suele funcionar muy bien.

Sáltate las normas
Asalta a tu pareja en el ascensor o acorrálala en el cuarto de baño cuando estéis cenando en casa de sus padres.

Puedes probar a sorprenderla no llevando ropa interior, o, para los más atrevidos, usa una bala vibradora con control remoto mientras cenáis con amigos. Venga, que no decaiga.

Preliminares, muchos preliminares
Si hay un situación perfecta para introducir elementos nuevos que rompan la monotonía, esos son los preliminares. Podéis incluir lencería, aceite de masajes, juegos de rol o tomar un baño con una bomba de sales.

Masajea su cuello, juega con su cabello y prueba a pasar minivibradores por su cuerpo, olvidándote al principio de la zona genital.

Da paso a los juegos sexuales
Los juegos eróticos pueden ser de distintos tipos, desde juegos de mesa o cartas, que nos irán guiando sobre qué prendas pagar o qué acciones realizar, hasta juegos de rol, como el clásico médico-paciente, en los que los accesorios, la lencería e incluso lo disfraces tendrán un papel protagonista.

También podemos dar un paso adelante con juegos más atrevidos, que incluyan complementos más avanzados como máscaras, plumeros, geles de placer, aceites comestibles, correas o lubricantes con sabores. Podéis ir poco a poco iniciándoos en el bondage y quizás descubráis un nuevo munco de placer.

 

En definitiva, romper la monotonía y avivar la pasión es más sencillo de lo que pudiera parecer, y siempre aporta beneficios, ya que los seres humanos nos caracterizamos por una continua búsqueda de novedades. Incluir películas eróticas, juegos sexuales, juguetes eróticos y nuevos preliminares en la vida íntima de la pareja, abre la puerta a la exploración de nuevos intereses y a la reconexión tanto física como emocional. La amplia variedad de opciones, desde las más soft a las más exigentes, permitirá que cada pareja las adapte a sus gustos y preferencias. 

Recent Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search